Inspirados por el título de la Conference League, la Roma continúa armándose para demostrar que el título europeo conquistado no fue casualidad, ahora aspiran competir con Juventus, Milán y Nápoles por el ´Scudetto´ y tratar de llegar a instancias finales de la Europa League, a la cual clasificó al finalizar en el sexto puesto de la liga italiana.

Para lograr tales objetivos necesitan reforzar su plantilla y sus próximas incorporaciones podrían llegar gratis. En su agenda están los nombres del delantero Andrea Belotti y del defensor Dan-Axel Zagadou, quienes finalizaron sus contratos con el Torino y Borussia Dortmund, respectivamente.

El atacante de la selección italiana ya habló con José Mourinho y está entusiasmado con la perspectiva de unirse al proyecto de los ´Wolves´, pero no quiere esperar más allá de esta semana, ya que, está ansioso por el inicio de la temporada de la Serie A. Para abrirle espacio en la nómina sería necesaria el traspaso del goleador Eldor Shomurodov. El Bologna parecía ser su destino, pero no quieren obtener al jugador con la obligación de comprar su ficha luego del año de cesión, lo que ha bloqueado la negociación.

Ambos equipos volverán a reunirse para tratar de llegar a un acuerdo, ya que el Rossoblu solo quiere una cesión en seco. Los ´giallorossi´ podrían verse obligados a rebajar los 10 millones de euros que piden con la cláusula de permanencia para concretar las cosas.

Tanto Galatasaray como Niza están interesados por el delantero de 28 años y si no hay una respuesta definitiva del cuadro de Mourinho, Belotti podría fichar fuera de Italia. En España su nombre ha estado fuertemente asociado al Valencia CF de Gattuso, pero el equipo «Che» tiene el mismo problema que los turcos, no va a jugar competición europea. El otro club que le tiene desde hace meses encima de la mesa es el Sevilla FC, aunque el equipo de Nervión tiene otras prioridades ahora mismo.

Zagadou quiere firmar por cuatro años

Por su parte el defensor francés Dan-Axel Zagadou está buscando donde continuar su carrera tras pasar los últimos cinco años en Alemania, pero quiere estabilidad y consciente de su talento busca un contrato que le garantice trabajo por al menos cuatro temporadas y 2,5 millones de euros por campaña.

Después de no conseguir la cesión de Eric Bailly, que también interesa a la Roma de Mourinho y ante la probable marcha de Nemanja Gudelj, desde Sevilla tendrían en el punto de mira al zaguero galo. Aportaría juventud y rodaje, precisamente algunas de las características que gustan al director deportivo de los andaluces y que reunía Thilo Kehrer, que rechazó a los de Julen Lopetegui. Formado en las categorías inferiores del Paris Saint-Germain, el zaguero se incorporó en 2017 al Borussia Dortmund y en la Bundesliga ha anotado 4 goles y ha dado 1 asistencia en 67 titularidades.

También, ha disputado la Champions League en la que ha salido en el once inicial 14 veces con el conjunto alemán. Por tanto, si fichara por el club ´hispalense´, que este curso juega la máxima competición europea, el jugador ya contaría con experiencia en el torneo.