Tras muchos rumores, la operación entre el Chelsea y RB Leipzig parece haber llegado a puerto seguro, por lo que luego de 2 años, Timo Werner pisaría la tierra que lo vio convertirse en un grande. De manera tal, que el conjunto de Thomas Tuchel ya hace espacio en su delantera, la cual aspira ocupar con Pierre-Emerick Aubameyang a pesar de la negativa del jugador, quien ha manifestado que desea continuar en el FC Barcelona.

Werner llegó al Chelsea el verano de 2020 a cambio de 53 millones de euros, pero tras 2 cursos su balance ha sido por menos de las expectativas generadas. En tanto que, su salida será en forma de traspaso y no como cesión con opción de compra o cualquier otro método que estuvo siendo especulado, en donde el cuadro germano ha alcanzado un acuerdo a cambio de 30 millones más variables.

En su paso como ´blue´, disputó 89 partidos marcando 23 dianas con 21 asistencias, lo cual, en teoría no son malos registros, sin embargo, la sensación es que pudo hacer mucho más. Mientras que, con el Leipzig, a lo largo de en 4 años, estuvo en 156 partidos y llegó hasta los 90 tantos aunado a 40 pases de gol. Por lo que se espera que a su retorno con las ganas de demostrar de lo que está hecho, sus cifras vayan en aumento.

Nada más qué hacer

Este martes, conforme a que toda la documentación se encuentre en orden, se tiene previsto el chequeo médico para dar el visto bueno a su oficialización como nuevo integrante de los ´toros rojos´.

El diario ´Evening Standard´ fue eco de fuertes roces entre el delantero y el estratega de Stamford Brigde. Las relaciones entre el futbolista y el club inglés están totalmente rotas, por lo que su salida en este mercado de pases estaba más que sentenciada.

Por su vacante, Tuchel ya tiene fijado al gabonés Aubameyang quien a pesar de no estár por la rampa de salida, podría considerar la oferta del Chelsea. El ex jugador del Arsenal había llegado al Barça con el pase en su poder y con un salario muy bajo los primeros 6 meses de contrato. Esta temporada su ficha creció y puede que los de la Ciudad Condal quieran desprenderse del ex delantero ‘gunner’ para reducir la masa salarial.

Creer y después existir

En este sentido, Michael Ballack, un ex del Chelsea ya retirado, tras ser entrevistado por ´The Sun´, dio su opinión sobre Werner, donde según sus palabras, un jugador que fue comprado por 53 millones de euros puede ser considerado como ‘crack’, pero el alemán no llegó a serlo bajo la dirección de Tuchel.

Esto debido a un tema de mentalidad, «Timo ha sido mucho mejor de lo que es ahora en términos de personalidad y carácter, fue un paso valiente por su parte ir al Chelsea, sabiendo cómo es su entorno, pero no ha conseguido consolidarse (…) Tiene lo que hay que tener, pero a mi parecer le falta esa mentalidad ganadora, se comporta demasiado bien, si no cambia eso, seguirá pasándolo mal», sentenció a raíz de su retorno al club que lo impulsó como jugador ´top´.

El delantero declinó ofertas por parte del Real Madrid, Newcastle y la Juventus sin importarle siquiera, la reducción de su salario con tal de regresar con el Leipzig.