Con apenas dos incorporaciones, siendo estas Antonio Rüdiger y Aurélien Tchouaméni, los actuales campeones de la Liga y la Champions League, no destinaran un solo euro más en nuevos fichajes. Carlo Ancelotti siente que tal y como está su plantilla, no hace falta buscar de los servicios de ningún jugador adicional.

Esto, motivado a que durante el tiempo que lleva abierto el mercado de fichajes, mucho se ha rumorado sobre un recambio para Karim Benzema tras la salida de Luka Jovic y Borja Mayoral, aunado al frustrado fichaje de Kylian Mbappé.

Sin embargo, la decisión de fichar otro ‘9’ corresponde únicamente a la cúpula del Real Madrid, donde si deciden traer un delantero más, Ancelotti lo aceptará porque para él, no existe tal necesidad y es que nunca le ha hecho exigencias al club, probablemente, nunca las hará.

Banquillo antes los casi fichajes

Para darle descanso a Benzema, el estratega no tiene complicación alguna puesto que, sabe que cuenta con Marco Asensio, Eden Hazard y Rodrygo Goes como sus posibles sustitutos.

Carlo, de manera pública mencionó categóricamente, que se cierra la plantilla tal y como está, expresando que, «hemos mejorado la del año pasado», esto mientras se encontraba en San Francisco luego de los choques de la pretemporada. El técnico esperaba a Mbappé y sabía que sin él no había más alternativa. Entonces, se da por satisfecho con la opción de colocar a Hazard de falso ´9´ y con las variantes que tiene actualmente.

Latasa, llamado a ser su tercer delantero, no jugó ni un sólo minuto en el ´stage´ por territorio americano. En la pasada temporada, utilizó a Jovic un total de 549 minutos repartidos en 19 partidos y a Mariano Díaz en un total de 397′ en 11 encuentros. Un bagaje que discrepa claramente con los 3.919 minutos que disputó Karim Benzema en un total de 46 encuentros.

Son los que están

Tottenham y el Arsenal, han sacado de la vista de Ancelotti a dos jugadores que pudieron portar la camiseta ´merengue´, en una primera fase de reconocimiento antes de irse de vacaciones, el italiano había anotado el nombre de Richarlison de Andrade. Sin embargo, por 58 millones, los ´spurs´ le arrebataron a Andrade, perdiendo esa tremenda opción. Mientras que, se imaginaba dirigiendo a Gabriel Jesús, siendo uno de sus favoritos, se volvió a quedar con las manos vacías tras ser reclutado más rápido que inmediato por los ´gunners´.

A propósito de los dos fichajes que sí pudo cristalizar Ancelotti, se presentó una incomodidad por parte de Carlos Henrique Casemiro, ante la posibilidad de perder un lugar que nadie hasta la actualidad, ha podido siquiera diputarle en el conjunto blanco. Por lo que, este será uno de los mayores dilemas que tendrá que resolver a corto, mediano y largo plazo un Carletto que incluso podría empezar algún once con ambos mediocentros. La competencia en la escuadra madrileña por un puesto como titular ilustra a la perfección el nivel de una plantilla llena de hambre por conquistar todo en los próximos meses.