Tuvieron que transcurrir 6 años para que el centrocampista Paul Pogba, volviera a caer rendido ante la tentación de regresar al campo donde se convirtió en leyenda. Con su libertad indiscutible, no hubo peros ni piedra en el camino que lo detuviera.

Tras una historia de 4 campañas de otrora ‘bianconera’, el reciente documento selló su boleto de vuelta hasta el 2026, dejando a un lado propuestas del Paris Saint-Germain y el Real Madrid, así como los curso 6 cursos con los ´red devils´, quienes, para volver a ficharle, desembolsaron en 2016 alrededor de 105 millones de euros. Pero con apenas dos títulos (una Copa de la Liga y una Europa League, ambas en 2017) y muchos altibajos, el mediocampista decidió otra vez no renovar y marcharse gratis.

Dulce hogar

Con una afición que lo recibió con los brazos abiertos y muchas ansias, el galo no se frenó por la disminución de su salario con respecto a las ofertas de sus pretendientes, así como lo que percibió en el Old Trafford (15 millones de euros netos). En esta oportunidad la Juventus le garantizó unos 8 millones netos más 2 en variables.

A lo que, con el hastag #PogBack, la Juve dio las buenas nuevas por sus redes sociales sobre el regreso del centrocampista que ahora compartirá el grass con un astro mundial del extremo, que por más de un mes tuvo a los turineses en ascuas, Ángel Di María, fue por mucho el anhelo de su ahora, plantilla bajo la tutela de Massimiliano Allegri.

En su comparecencia ante los medios, el argentino más esperado por la ´Vecchia Signora´, Di María, luego de culminar su etapa con la Ligue 1 en el Paris Saint-Germain, expresó que, «quiero seguir intentándolo, dando asistencias, goles, ganando títulos, llegando a la ´Juve´ tengo la oportunidad de hacerlo, ojalá pueda hacer todo esto», en medio de la respectiva emoción de portar una nueva elástica.

´Al dente´

El lateral, reveló que tras su decisión de aceptar la oferta propuesta por los de Turín, todos se han vuelto como si de una familia se tratase, «es una nueva etapa para mí. Estoy muy feliz. Desde el momento en que dije que sí, desde el primer día, todas las personas se han vuelto como una familia, que siempre te cuida y la verdad es que estoy muy feliz». Manifestando, además, que su respuesta positiva se debió a la empatía que le generó la ‘bianconera’, «sé que el año pasado no se ganaron títulos, por ello esta es la motivación para venir, quiero intentar ganarlo todo y por eso dije que sí».

El club entero, no escatimó palabras para el recibimiento de ambas estrellas del fútbol internacional, y es que, el francés ya conoce de sobra la escuadra, «Paul ha vuelto a Turín, se fue de niño, vuelve como hombre y campeón, pero hay algo que no ha cambiado: el deseo de escribir juntos otras nuevas páginas inolvidables», mientras que el ´Fideo´ es Juventino por primera vez y juntos con su palmarés y entusiasmo por hacerse de más títulos, auguran una temporada de ensueño para la Juventus de Turín.