Unos especularon que sería el final de su carrera, pero para Zlatan Ibrahimovic, la palabra ´retiro´ aún no se encuentra en su agenda. El delantero que el 3 de octubre soplará su vela número 41, entrena arduamente para estar a tono el próximo 18 de enero de 2023, día en el que el Milán se enfrentará al Inter en Riad en la Supercopa Italiana.

Tras 10 años, el AC Milán cerró una gran temporada con la liga local, en la que se proclamó campeón y destronó a su vecino y eterno rival, el Inter. Pero tal gesta fue casi una pesadilla para el sueco, quien jugó sin ligamento cruzado anterior durante los últimos seis meses, “casi que no dormí todo este tiempo, nunca había sufrido tanto dentro y fuera de una cancha”, expresaba el futbolista previo a su intervención.

Para Ibrahimovic, ya casi se ha convertido en un predicamento su frase de que, «si veo a un jugador más fuerte que yo, estaré listo para retirarme. Pero todavía no he visto a ningún jugador más fuerte que yo», pero no ha sido en vano ya que, ante las adversidades se ha plantado como toda una leyenda.

Con ganas de más

Justamente, antes de pasar por el quirófano, Zlatan confesó, “mi rodilla estuvo hinchada durante seis meses. Solo pude entrenar con el equipo 10 veces en los últimos seis meses. Me pusieron más de 20 inyecciones en seis meses”.

Lleva meses trabajando junto a su entrenador personal Giorgio Gasparini y por supuesto al cuerpo médico ´rossoneri´, y el parón por el Mundial será una ayuda importante para Ibrahimovic que aprovechará ese periodo para ponerse en forma y estar disponible a partir de enero, “volveré pronto. No me retiraré, volveré y no me rendiré. Cuando vuelva me haré notar, voy a volver de manera violenta».

Y desde un principio ha tenido apoyo de compañeros y hasta del propio Stefano Pioli, entrenador del Milan, que destacó en ‘la Gazzeta dello Sport’ el gran espíritu del nórdico, «es un campeón que todavía puede marcar la diferencia».

Dará pelea a los rivales

Es así que, los ´rossoneri´ esperan con ansias el regreso de Ibrahimovic, quien podría ser otro jugador decisivo en la búsqueda de defender el ´Scudetto´ y llegar más lejos en la Champions League.

A su regreso, Ibra pretende seguir haciendo historia con algunos récords. En primer lugar, solo dos jugadores han marcado un gol en la Serie A con más edad que Zlatan, cuyo último gol llegó a los 40 años y 98 días el pasado 9 de enero. Alessandro Costacurta marcó ante el Udinese a los 41 años y 25 días y Silvio Piola anotó a los 40 años y 131 días.

Mientras, el jugador, al mejor estilo de ´Rocky Balboa´ se encuentra en un retiro que sorprende a todo el mundo por estar en una isla desierta a la que llegó en helicóptero, pasando por un lago y un paisaje montañoso. Y, por si fuera poco, cocina en una olla calentada con un fuego realizado con maderas recolectadas del lugar donde se aloja, del que ha mostrado que se trata de vivienda con una pequeña habitación, durmiendo en camas literas con bolsas de dormir.