El Chelsea tiene entre ceja y ceja a Wesley Fofana, por lo que desea incorporarlo a sus filas a cualquier costo y prepara una oferta de 80 millones de euros para hacerse de los servicios del defensor central, quien de momento pertenece al Leicester City. Los ´zorros´ rechazaron una primera propuesta a los ´azules´ por 70 millones a cambio del jugador.

El club que dirige el alemán Thomas Tuchel, necesita con urgencia reforzar la zona posterior del campo de juego tras la salida de los habituales en esa posición, Antonio Rüdiger, quien se fue al Real Madrid y el danés Andreas Christensen, ahora pertenece al FC Barcelona.

Sin embargo, el Leicester está reacio a dejar salir a Fofana, al menos por un valor «tan bajo» ya que, no desean recibir un monto menor a los 100 millones de euros, mientras que los londinenses esperan tienen puestas sus esperanzas en que las negociaciones funcionen por los 80 millones que tienen en el presupuesto. Con tal de abaratar la operación, los compradores podrían plantear la inclusión de futbolistas en la operación, es así, como se habla de Loftus-Cheek, posible parte del trato.

Una venta de ese calibre sería más que beneficiosa para los «zorros», que firmaron hace dos temporadas a Fofana a cambio de 35 millones de euros. No obstante, tienen bajo control al central que renovó hace escasos meses hasta 2027.

El joven zaguero vio limitada su accionar en la temporada pasada debido a las lesiones. En agosto del año pasado sufrió una fractura en el peroné izquierdo, muy cerca a la altura del tobillo, mientras disputaba en encuentro amistoso ante el Villarreal, manteniéndose alejado del terreno de juego hasta el mes de marzo cuando recibió el alta médica, no obstante, fue apartado del conjunto unos días después al dar positivo para Covid lo que retrasó su estreno en la zafra. En total el internacional galo con el combinado Sub-21, participó en apenas 7 fechas de la Premier League y otro 5 de la Conference League.

No están en venta

Por su parte, el director técnico del Leicester City, Brendan Rodgers, se niega a quedarse sin el defensor francés de 21 años, a quien considera una pieza fundamental dentro de su escuadra, al igual que a James Madisson por quien otros clubes han preguntado con bastante insistencia, alegando de esta manera que, ninguno de los dos están disponibles en el mercado de fichajes, aunque el estratega no tiene la última palabra en este asunto.

El entrenador aseguró que, «estos jugadores no están a la venta. Ciertamente necesitamos desprendernos de algunas piezas, pero no de todos y menos de nuestros mejores activos», declaró Rodgers. «Tanto Fofana como Madisson están entrenando fuerte para nuestro partido del domingo», añadió.

Mientras tanto el Chelsea no se quedó cruzados de brazos para reforzar la zona defensiva antes del inicio de la Premier League que arranca este fin de semana y les tocará visitar al Everton. Para este duelo seguramente no contarán entre los convocados a su más reciente adquisición, Marc Cucurella, cuyo traspaso ya fue oficializado a través de las redes sociales de los londinenses.