Con Pichichi en mano, Karim Benzema volvió a la escena y el sendero de la cosecha comenzando sus entrenamientos en Valdebebas después de 20 días tras caer en el duelo ante el Celtic. Por lo que ahora es que queda Real Madrid para rato, pasado el parón de la FIFA es momento de encarar el tramo más exigente antes de aterrizar en Catar 2022.

La manera de regresar fue con galardón incluido por lo que el diario ´Marca´ le ha hecho entrega el día de ayer de tres condecoraciones como el trofeo Pichichi al máximo goleador de la pasada Liga (27 tantos en 32 partidos), el trofeo Alfredo Di Stéfano al mejor jugador de LaLiga en la campaña 2021/22 y el premio MVP al futbolista favorito de la afición.

El galo, quien probablemente se alce con el Balón de Oro el próximo 17 de octubre, expresó que, “ganar el Trofeo Pichichi es muy importante para mí y le doy las gracias a mis compañeros, a la afición y al club», declaró el delantero en la gala de ´Marca´. Asimismo, reconoció que, «este año va a ser difícil, pero lo afronto con mucha ilusión. Quiero hacer más, ganar la Liga, meter muchos goles y sobre todo disfrutar sobre el campo», luego de una recuperación satisfactoria de la lesión en el músculo semitendinoso y una sobrecarga en el cuádriceps.

Mejor que nunca

En su momento pidieron privacidad sobre el resultado de su diagnóstico y Carlo Ancelotti buscó calmar a todos los interesados, fue así, que mientras estuvo de baja, Benzema vio de lo que está hecho el equipo en su ausencia, “he visto al equipo muy bien, perfecto. Los he visto llenos de victorias, de goles y de carácter. Tenemos un gran equipo, aunque se puede decir que tenemos dos equipos. No hay diferencia entre la gente que empieza el partido y los que entran con el partido ya empezado. Veo al equipo muy bien”.

Lo que ayudó al galo con su lesión, fue saber pedir el cambio justo a tiempo para no empeorar la molestia que lo hizo retirarse de aquel encuentro en el Celtic Park, “he hecho mucho trabajo físico. No he tocado el balón. Hoy fue mi primer entrenamiento. Estos días hice mucha carrera y fuerza dentro de las instalaciones. En casa también entrené. Llegué un poquito tarde de las vacaciones y no tuve mucho tiempo para hacer una buena pretemporada. Por eso la he hecho ahora y me siento muy bien”.

Campeones en el liderato

El equipo supo hacer lo propio durante su ausencia, pero ahora el arriete tiene los ánimos a tope para revalidar los títulos de la temporada pasada, “tenemos que continuar. En nuestra cabeza sabemos que tenemos que ganar cada partido. Todos los partidos son importantes. Todos los equipos quieren ganar al Real Madrid, pero estamos bien y preparados para continuar”, comentaba el jugador de 34 años, que desea aparecer en la lista de Ancelotti para el choque contra Osasuna.

El equipo blanco tiene por delante 12 partidos antes de que todo se pare por la fiesta mundialista. Una docena de encuentros de los que ocho son de LaLiga y cuatro de Champions League. Un calendario muy apretado, con dos partidos por semana a partir del 2 de octubre. Por lo que, la estrella ´merengue´ espera que puedan llegar al Mundial, en el mes de noviembre, manteniendo el liderato en LaLiga y dejar sentenciado su pase en la UCL.