Una decisión premeditada que aficionados intentaron detener, ya no tiene vuelta atrás y es que Nico González, se retiró junto con sus pertenencias de la Ciutat Esportiva del club ´azulgrana´. En busca de espacio y más tiempo en el grass, el joven centrocampista se movió con rumbo a la capital del Turia.

La plantilla dirigida por Gennaro Gattuso, goza de eso que tanto anhela el español de 20 años en vista de que el canterano del FC Barcelona, no tiene dichas oportunidades en las filas de Xavi Hernández. La avalancha de fichajes para este recién iniciado curso, más la situación del ´overbooking´, no darían cabida a que Nico pudiese explotar su potencial desde el banquillo.

Es así, como llega cedido al Valencia sin opción de compra, por lo que trascurrida la presente temporada deberá volver a la Ciudad Condal, posteando en sus redes, «nos reencontraremos en un año. ¡Força Barça!».

La oficialización, será más pronto que tarde, por lo tanto, González se dirigió con mucho aprecio a los hinchas, «no es un adiós, es un hasta luego. A mis 20 años necesito y quiero jugar muchos minutos para crecer como futbolista, y por ello decidí que lo más adecuado para mí era hacerlo en otro club esta temporada. A los culés, equipo y afición, os deseo toda la suerte del mundo y que podáis celebrar muchos títulos».

Antes una petición

Ante lo que se avecinaba, los ´blaugranas´ ya tenían un discurso ensayado, se trata de que para poder acceder a una cesión debía aceptar ampliar su contrato al menos hasta 2025 antes de marcharse. Propuesta a la que, sin dar más largas, daría el ´sí´, entendiendo que, su prioridad era la de salir cuanto antes.

Ahora como nuevo jugador ´blanquinegro´, el gallego expresó, «estoy muy feliz y contento por estar aquí, llevaba ya un par de días con mucha ilusión de poder venir y tengo muchas ganas de comenzar. Espero que pueda tener algunos minutos (ante el Girona), ya he hablado con el entrenador y tengo muy buenas sensaciones», conforme a las declaraciones ofrecidas a ´Mundo Deportivo´ tras su arribo.

El Valencia hasta ahora ha fichado, aunque con perfiles discretos, siendo el extremo Samu Castillejo el nombre más importante, junto con el de Nico, después de llegar libre desde el AC Milán. También han llegado Hugo Duro desde el Getafe y el joven Samuel Lino cedido desde el Atlético.

Diamante en bruto

El conjunto valencianista se desprendió recientemente de uno de sus mejores jugadores, el portugués Guedes, lo que podría permitir la llegada de algún refuerzo más. En el caso de González, se vislumbra como una interesante apuesta para la medular del subcampeón de la Copa del Rey.

Que, además, está catalogado de ser esos jugadores de mucho nivel. Todavía por definir en la élite, porque por condiciones puede ser ‘6’, donde rindió en la cantera, y como ‘8’, donde se ha destapado en la máxima categoría y además aprovechando su zancada y físico.

Nico, quien jugó poco más de 1.700 minutos en 47 partidos, con solo 17 titularidades, tiene programada su reglamentaria revisión médica en horas de la mañana de hoy, antes de enfundarse la elástica ‘che’ en horas de la tarde.