El delantero, Mariano Díaz, parece tener sus horas contadas en las filas del Real Madrid. Tres campañas consecutivas siendo suplente e incluso sin ser tomado en cuenta en las convocatorias ´merengues´, aunado a los escasos minutos brindados por el director técnico, Carlo Ancelotti, en la actual pretemporada, dan por sentado que no cuenta para el italiano de cara al venidero campeonato.

De acuerdo a la cadena española «Ser» el Celta de Vigo habría puesto sus ojos en el atacante hispano-dominicano, pero el alto salario del jugador es un impedimento para las aspiraciones celestes por lo que deberán negociar con el atacante para ver si está dispuesto a reducir su sueldo a cambio de una mayor cantidad de minutos en el campo de juego.

El propio Mariano es una piedra de tranca en los planes del Real Madrid de dar salida al canterano, sin ser tomado en cuenta en las últimas dos temporadas por Ancelotti, desea seguir vestido de blanco, incluso ha rechazado varias propuestas en anteriores oportunidades. Ahora, que le quedan unos cinco millones de euros por cobrar del club, tampoco acepta una cesión pagando parte del salario su actual club.

El rendimiento del joven de 24 años ha decepcionado al cuerpo técnico y fanáticos del equipo. En las últimas cuatro zafras apenas ha visto acción en 60 partidos de las diferentes competiciones marcando ocho goles. Su desempeño lo tuvo cuando fue cedido al Lyon de Francia en los cursos 2017/18 y 2018/19, cuando marcó 21 goles en 55 compromisos.

Pérez lo habría convencido

Hasta hace una semana parecía imposible hacer cambiar de parecer a Díaz, pero tuvo que interceder de manera directa el presidente del Madrid, Florentino Pérez para que el artillero aceptara algunas de las ofertas que posee sobre la mesa y ponga fin a su vinculación con los ´blancos´.

Según la información manejada por medios locales, el canterano formado en La Fábrica pondrá rumbo al Celta de Vigo, equipo que más interés ha mostrado en hacerse con sus servicios en las últimas semanas. Es cierto que el Getafe también aparecía como un posible destino para Mariano, pero el conjunto ´azulón´ finalmente ha elegido a Borja Mayoral para reforzar su delantera, haciendo de la misma forma un favor al conjunto madridista.

Sin prisa sobre seguro

La hipotética salida de Mariano del Madrid obligaría al club ´blanco´ a acudir al mercado de fichajes en busca de un suplente de garantías para Karim Benzema. En la secretaría técnica tienen muy presentes las desacertadas incorporaciones de Mariano y Luka Jovic y no se quieren precipitar en la elección del delantero. Tanto es así que no se descarta que el Madrid espere al mercado de invierno si ninguna de las opciones que surjan en agosto le terminan de convencer.

Uno de los nombres que han sonado con más fuerza en las últimas horas es el de Raúl de Tomás. El ex canterano del Madrid está en rebeldía en el Espanyol por sus desavenencias con Diego Martínez y trabaja apartado del resto de sus compañeros mientras busca una salida.