Los vigentes campeones de la Copa Mundial de Fútbol de 2018, están ya convocados por parte de su seleccionador, Didier Deschamps, para lo que será el parón FIFA de dos partidos de la Liga de las Naciones ante Austria y Dinamarca. La única ausencia es el madridista, Karin Benzema, quien hasta el momento sigue sin entrenar con los ´merengues´ a causa de una rotura en el músculo semitendinoso y una sobrecarga en el cuádriceps.

Con unas sorpresas y otro caso en particular, Deschamps espera ir acoplando a sus dirigidos para lo que será la revalida del título. Las novedades galesas son Ousmane Dembélé (Barcelona) y los madridistas Eduardo Camavinga y Ferland Mendy. Mientras que, otros pilares de la selección, como Lucas Hernández o N’Golo Kanté, quedaron por fuera como Benzema.

En respuesta a una serie de controversias dentro de las cuales, se encuentra inmiscuido, Paul Pobga por chantaje y hechicerías, hasta Noël Le Graët, el estratega puntualizó que, «el presidente está bien, en plena forma. De momento, hay demasiado ruido, cosas que se dicen que no son verdad. Evidentemente, esto no es lo ideal, pero la unidad y la fuerza de los que estamos dentro sigue ahí», por el caso del máximo rector de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), al que, de acuerdo con la revista ‘So Foot’, tres subordinadas acusan de enviar mensajes subidos de tono, además del desvío de fondos para fiestas privadas.

Sin mayor bullicio

Mientras que, para el caso del medio, «conozco a Paul y hablo con él regularmente, hará todo por recuperarse, sin correr riesgos, pero hoy por hoy no se puede decir sí ni no, porque la condición número uno es que esté restablecido, nunca he llevado a un torneo a un jugador que no esté del todo recuperado».

En cuanto a la extorsión hacia el francés, por una cifra de 13 millones de euros a cambio de protección sus palabras fueron, «que la Justicia haga su trabajo. A pesar de esta situación, (Paul) es alguien sólido, que tiene carácter y está centrado en el terreno de juego», y para las creencias espirituales de raíz africana -en francés ‘maraboutage’, hizo hincapié en que siempre y cuando, «no tener problema si permite a algunos sentirse mejor psicológicamente».

30 minutos más que suficientes

En cuanto a Griezmann se refiere, para Deschamps no es necesario que su actual club, el Atlético de Madrid, lo tenga en cancha la totalidad de los encuentros porque así, «¡Estará menos cansado!», a modo de broma, entorno a la situación que atraviesa el francés por la cláusula de cesión impuesta por el FC Bacerlona.

De igual manera, el director de los galeses profundizó que, «no quiero entrar en la situación que está viviendo con su club, pero está claro que limita sus minutos. Sigue siendo un jugador decisivo en el Atlético y, evidentemente, aspira a jugar más de media hora», inclusive, Didier hasta lo invitó a usar a ‘les bleus’ para dar un golpe sobre la mesa, «puede ser un buen momento para que juegue con nosotros», dando a conocer que en ningún momento ha dejado de pensar poder su nombre en la lista.