El Girona se impone por la mínima en Montilivi y consigue su segunda victoria de la temporada 2-1 ante el Real Valladolid. Oriol Romeu marcó de cabeza en el tramo final del partido para estrenarse con el conjunto catalán y darles 3 puntos importantísimos a los suyos. Con este resultado, el equipo de Míchel se sitúa con 7 puntos.

La oncena de Pacheta elegida para el compromiso fue, Asenjo; Luis Pérez, Joaquín, Javi Sánchez, Olaza; Roque Mesa, Monchu, Kike Pérez; Anuar, Gonzalo Plata y Sergi Guardiola. Mientras que, Míchel salió al campo con, Juan Carlos; Arnau Martínez, Bueno, David López, Juanpe, Miguel Guitiérrez; Oriol Romeu, Aleix García, Roro Riquelme; Reinier y Taty Castellanos.

El partido arrancaba y ya avanzado, Reinier en el minuto 21 marcaba su primer gol como ´albirrojo´ y desataba Montilivi. Aleix García, nombrado ´MVP´ del partido, puso un gran pase atrás al brasileño que, dentro del área, estiró la pierna para mandar el balón a la red.

Una acción ignorada por el arbitraje desataría la ira de Paqueta y es que Gonzalo Plata acabó en el suelo tras un pequeño contacto con Santi Bueno.

La euforia duró poco porque en el minuto 38 Monchu, bastante lejos del área, armó la pierna para marcar un golazo por el palo derecho de Asenjo. La pelota, que no giraba, cogió un efecto inalcanzable para el guardameta.

De menos a más

Después, el equipo de Pacheta reaccionó y logró el empate tras el golazo de Monchu. El centrocampista del Valladolid anotó uno de los goles de la temporada para poner las tablas en el marcador y dejar el partido totalmente abierto.

Un centro de Aleix García (otro más), volvió a centrar de cabeza Santi Bueno y el testarazo a placer del centrocampista del Girona acabó en el fondo de la red.

El Valladolid, por su parte, completó un gran partido y dejó una muy buena imagen. Los de Pacheta dominaron el encuentro al ritmo de Monchu y Kike Pérez y se pudieron haber llevado algún punto. Sin embargo, tras ese último gol a balón parado, se irán de vació de Montilivi y seguirán con sus 4 puntos.

Buenos primeros 45 minutos, donde el partido ha ido claramente de menos a más y se ha acabado viendo un auténtico partidazo. El Valladolid empezó algo mejor, pero se adelantó antes el Girona gracias al tanto de Reinier. El brasileño finalizó una gran acción de Aleix García para poner por delante a los suyos.

Sensaciones de injusticia

Poco pudo hacer Paqueta ante el rodillazo a Plata, «tengo la sensación de haber hecho un partido fantástico y me voy con la derrota. Hemos sido mejores que el rival. Hemos dominado y hemos concedido muy poco. No entiendo cómo no se pita el penalti. Le mete la rodilla. Ha habido una injusticia tremenda”.

El técnico del conjunto pucelano no se quedó callado ante la pregunta de los periodistas y se quejó porque el árbitro no sancionó un claro penalti sobre Gonzalo Plata, quien sintió un golpe en la rodilla y fue derribado en el área.

En la próxima jornada, el Girona se enfrentará al Betis en el Benito Villamarín. Y, por otra parte, el Valladolid se enfrentará al Cádiz en el José Zorrilla.