Transcurridas 2 jornadas del campeonato español, el defensor francés Jules Koundé, uno de los fichajes más importantes del Barcelona de cara a la temporada 2022/23, aún no ha podido debutar, pero todo puede cambiar para la tercera fecha. Luego que las autoridades de LaLiga habrían dado el visto bueno para inscripción del jugador tras estudiar el caso del equipo culé y considerar que ya no incurren en el ´fair play´ financiero.

De acuerdo a los estatutos de la FIFA para mantener un equilibrio económico, se estableció un tope de gastos que los clubes no pueden exceder. Los catalanes estaban al borde de dicho límite lo que los imposibilitaba añadir nuevos jugadores a la nómina oficial. Sin embargo, en los últimos días han salido de varias piezas, además de demostrar elementos ante los rectores del torneo que permiten incorporar al central.

Según el diario ´Mundo Deportivo´, la cesión de Samuel Umtiti al Lecce ha liberado finalmente algo del ‘fair play’ al haber algunas variables en su contrato que asume el club italiano. Otro factor que juega a favor es que Pablo Torre no está inscrito como jugador del primer equipo y mantiene ficha del filial.

A este par de puntos se agrega que los de la Ciudad Condal han modificado variables de algunos salarios de jugadores de la primera plantilla. Todo ello, sumado a un margen que aún tenía el club en el límite de coste deportivo de la plantilla, hacen que Koundé pueda estar disponible para este domingo ante el Valladolid.

La inscripción del jugador de 25 años dependía de la capacidad del Barça de liberar masa salarial de la plantilla del primer equipo, ya sea a través de la salida de jugadores o acuerdos para reducir el sueldo de futbolistas con contrato. De momento, se presentan varias opciones sobre la mesa de negociaciones de los ´culés´. La segunda fórmula legal es realizar ventas de jugadores como la de Pierre-Emerick Aubameyang, por quien los agentes están en Londres con conocimiento de los ´azulgranas´ y son optimistas y creen que pueden llegar a un acuerdo por 18 o 20 millones de euros.

Xavi estaba molesto

El parisino había llegado al Barça procedente del Sevilla FC para fortalecer la defensa, pero el impedimento legal no le permitía estar en el terreno de juego para ayudar a su nuevo conjunto. Esta situación tenía un poco molesto al director técnico Xavi Hernández por no poder sacar provecho del galo expresando que, «no me molesta que haya jugadores que no quieran salir, pero es la situación que tenemos. Cada uno mira por su futuro, pero lo que sí me molesta es no haber podido tener a Koundé que está entrenando muy bien. Lo que sí nos molesta a todos es su situación porque le fichamos para jugar. Que no se me malinterprete. La directiva está haciendo un trabajo extraordinario. Esperemos que para el próximo partido que viene, a ver si hay suerte (de contar con Koundé)», concluyó el técnico egarense.

Hace poco más de un mes los ´blaugranas´ y andaluces habían acordado el traspaso del jugador por 50 millones de euros, convirtiéndose en el fichaje más caro de la historia del Sevilla.