El japonés Takefusa Kubo termina su vinculación con el Real Madrid, sin siquiera haber lucido la camiseta ´merengue´, una vez que se concretó la venta del nipón a la Real Sociedad.

El centrocampista llegará a tierras guipuzcoanas este martes para firmar un contrato que lo mantendrá en San Sebastián hasta junio del 2027, sin embargo, el Madrid se quedará con un porcentaje de los derechos del jugador, por lo que existe una posibilidad de repescar en un futuro a Kubo.

En este sentido, el conjunto dio a conocer que, «el futbolista japonés pasará reconocimiento médico en Policlínica Gipuzkoa y, una vez superadas las pruebas físicas, firmará su contrato con el club realista y será presentado oficialmente como nuevo jugador ‘txuri-urdin», informó la Real Sociedad.

La llegada de Kubo al Real Madrid causó sensación en el 2019 al ser considerado como una de las futuras promesas del fútbol mundial, aunque no ha logrado explotar como se esperaba, lo que ha generado que la gerencia deportiva del cuadro blanco haya cedido año tras año al internacional japonés desde su llegada del lejano oriente procedente del Yokohama.

Tres veranos después

Antes del inicio de la temporada del 2019, Kubo, fue enviado al Mallorca con quienes vio acción en 35 partidos de la primera división, anotando 4 goles. Al año siguiente, los ´merengues´ mandaron al nipón al Villarreal donde estuvo presente en 13 choques de la liga y otros cinco de la Europa League. Posteriormente recaló en Getafe y el año pasado fue a parar con el Mallorca.

Se reveló que el acuerdo incluye una cláusula de rescisión de 60 millones de euros. De esta forma se cierra una operación en la que llevaba trabajando la Real Sociedad desde hace tiempo, y que era un viejo deseo del club donostiarra, porque este es el tercer verano en el que intentaban su fichaje.

Es así como ésta se convirtió en la tercera adición que logra la Real Sociedad en esta pretemporada tras lograr la incorporación de Mohamed Ali Cho y Brais Méndez, totalizando una inversión de 31 millones de euros.

Majestuosa presentación

Se espera que Kubo pueda debutar este sábado en el encuentro amistoso ante el Borussia Monchengladbag en Alemania, donde podría disputar sus primeros minutos. Es verdad que ha estado entrenando en la pretemporada del Real Madrid, pero también lo es que ha estado aquejado de un proceso febril los últimos días, razón por la que no viajó antes a Donostia, por la que estuvo aislado y por la que el pasado lunes ha tenido que hacerse un test PCR para descartar que tuviera algo que ver con el coronavirus.

Sus primeras horas como nuevo jugador de la Real Sociedad serán muy ajetreadas. Porque este martes pasará el pertinente reconocimiento médico en la Policlínica Gipuzkoa a primera hora de la mañana, después de desplazará las oficinas del Reale Arena, donde firmará su nuevo contrato con la Real junto al presidente, Jokin Aperribay y finalmente, presumiblemente a última hora de la mañana, será presentado oficialmente en el majestuoso Palacio Miramar de San Sebastián.