La leyenda de la Premier League, para el Arsenal y el Chelsea, Cesc Fàbregas, ha estado entrenando junto a Luis Suárez en las instalaciones de la Ciutat Esportiva Joan Gamper, mientras conseguía nuevo club, pero eso fue hasta que apareció, el Como Calcio. Los transalpinos quitaron del medio a Unión Deportiva Las Palmas, entidad que puso en la mesa una modesta oferta, sin embargo, no fue del todo atractiva para el ex del AS Mónaco.

Con 35 años de edad, el ex jugador de equipos como el FC Barcelona, Arsenal, Chelsea o más recién, el Mónaco, considera que aún tiene potencial para continuar jugando por lo que, el centrocampista está listo para completar el trato con un contrato de dos años, acordado con el Como Calcio, equipo de la segunda división italiana con miras a la Serie A.

Directo con el mejor postor

Fàbregas pretende seguir con las botas puestas, razón por la que llegará en los próximos días a la región de Lombardía para la revisión médica correspondiente y la posterior estampa de su firma en el contrato. Y con la nueva responsabilidad, el experimentado volante se estrenaría en el fútbol italiano donde, además, se convertirá en la máxima figura de la plantilla.

Tras haber manifestado su intención de permanecer en su natal España, los vientos viraron en dirección a Italia, de manera tal que pondrá fin a su etapa en el cuadro monegasco. Un periplo que no ha acabado como él hubiese querido debido a las lesiones por lo que, solo acumuló 116 minutos en esta campaña repartidos en cinco encuentros.

De momento se creyó que el rechazo hacia la UD Las Palmas se debía porque tanto para el cuadro canario, así como para otros clubes, era riesgoso tenerlo sabiendo de sus lesiones, lo que produjo el descarte del centrocampista. Sin embargo, la razón verdadera fue que el Como ofertó por encima de sus demás pretendientes.

Todo un caballero

En este sentido, el presidente del club, Miguel Ángel Ramírez rindió declaraciones para esclarecer los rumores, «estaba todo muy avanzado y me desplacé a Barcelona para una reunión con el jugador. Él lo tenía muy claro, no había mejor oferta deportiva que la nuestra. Solo teníamos un hándicap, un equipo de Italia, que económicamente doblaba nuestra oferta”, haciendo referencia a quienes para el momento eran anónimos.

De manera tal que, “le ofrecía una garantía de seguir ligado al proyecto profesional del club después de dejar el fútbol. Siempre he sido franco, nuestras posibilidades reales respecto al otro equipo eran pocas. Ha sido una experiencia muy buena porque un campeón del mundo ha demostrado ser profesional y de palabra», fueron las palabras de Ramírez quien por poco imaginó podrían hacerse con los servicios de Fàbregas.

Dentro de su hoja de vida, el catalán estuvo durante las últimas cuatro temporadas en la Ligue 1 de Francia, con el Mónaco, pero anteriormente jugó en La Liga de España, con el Barcelona, y en la Premier League. Así como también se ha proclamado campeón de Europa en 2008 y 2012, y campeón del mundo en 2010.