Como niño con juguete nuevo, así se describe el entusiasmo y ansias de Robert Lewandowski, el ex Bayern de Múnich que no veía la hora de vestirse de ´culé´ y no sólo eso, sino, que promete ser el mejor de La Liga. Tras pasar todo el verano deseando que se cerrara la negociación y parte de la recién iniciada pretemporada, ya la tortura llegó a su fin y el polaco deberá sumarse hoy lunes a la gira de amistosos en suelos del Inter de Miami.

Tanto por las plataformas digitales del equipo como en palabras del representante del mismo futbolista, se confirmó el fichaje del delantero con un, “Robert Lewandowski ya es jugador del Barcelona”, el pasado sábado. Su transacción cerró por los 50 millones de euros solicitados desde el principio por 3 años.

En este sentido, Pini Zahavi explicó en ‘Sky Alemania’, que se cumplió la voluntad de Lewandowski en pertenecer a lo que consideran el mejor club del mundo. así como compensación económica de grandes para el Múnich. Luego de 8 años con los ´bávaros´, «Lewandowski tiene lo que quería, que es iniciar un nuevo desafío después de tantos años excelentes en el Bayern”, según lo expresado por Zahavi.

La lucha continúa

Por su parte, el ex agente del delantero, Cezary Kucharski afirmó a ‘RAC1’ que, «estoy seguro de que Lewandowski quiere demostrar que es el mejor delantero de la Liga y que, por ese título, va a luchar con Benzema. Su nueva motivación es llegar con ganas de ganar algo importante en el Barça».

De igual manera, Kucharski, conociendo a la perfección quien fuera su representado tiempo atrás, no dejó de reconocer el talle del polaco, «aunque cumpla 34 años en agosto, físicamente, Lewandowski está mucho más joven. Seguramente, en esos tres años que ha firmado con el Barça, mantendrá su nivel, el nivel que el Barça necesita. Guardiola ya dijo de Lewandowski que nunca había trabajado con un jugador tan profesional».

Lista de pendientes

Cezary no dejó de seguir los pasos al fichaje más sonado durante todo el mercado de verano y declaró que, «Lewandowski ha luchado y el Barça también para que se pudiera hacer el fichaje, pero lo más importante es que Lewandowski estaba decidido a jugar en el Barça y su intención fue determinante para que se hiciera. Es mucho dinero por un jugador. Lewandowski es el mejor ‘9’ del mundo, es una garantía de goles y, por tener eso, hay que pagar mucho. 50 millones es un precio justo. Solo quería ir a Barcelona y lo ha demostrado».

A pesar de la oleada de rumores de que el ariete no asistiría a las sesiones de entrenamiento como protesta para apurar el paso a su traspaso, si se presentó, pero con cara de pocos amigos y es que aún con el profesionalismo que lo caracteriza, su mente estaba en Barça. Pese a ello, desea volver a Allianz Arena, pero para un último adiós, «después de la concentración volveré a la ciudad y me despediré como es debido. Luego organizaré algunas cosas más. Volveré y me despediré de todos los empleados. Yo tampoco tuve mucho tiempo para prepararme. Todo iba demasiado rápido ahora como para despedirse de todos», palabras del ahora ´azulgrana´ luego de conocerse su contratación con los de la Ciudad Condal.