Xavi Hernández, sabe lo que tiene y no considera una amenaza al Bayern Múnich y menos después de la goleada de la semana pasada, en la primera jornada de la UEFA Champions League. El grupo C tiene sus peligros, pero hasta el momento el FC Barcelona ha sabido sortearlos de manera muy envidiable.

Todos tienen sed de triunfo, pero Xavi durante la comparecencia antes los de medios de comunicación por el partido de hoy en el Allianz Arena, hizo hincapié en que, «hay muchas expectativas, pero el partido no cambiará nada si se gana, empata o pierde. No es para sacar conclusiones, aunque es un reto ganar aquí», más allá de expectativas y realidades, hay un punto a favor del estratega español y es que Robert Lewandowski ahora está en su plantel y no del lado contrario.

Los ´bávaros´ llegan tras tres empates y, según se rumorea en Alemania, Julian Nagelsmann estaría con un pie afuera, «no sabía que estaba cuestionado. El equipo está arriba. Es un gran entrenador. Su equipo trabaja bien, es intenso, llegan mucho al área, te hacen una presión alta fantástica. Me sorprende que esté cuestionado. Es la grandeza de estar en un club como el Bayern», quien también pisa firme es él mismo en la institución ´culé´.

Huele a triunfo

Sobre la visita del MVP de la semana pasada en la UCL a su antigua casa, Herbert Hainer, presidente del Bayern Múnich, se encuentra más que complacido de volver a tenerlo ante una afición a la cual, él le dio todo lo que tuvo al alcance de sus botas, “y al final, cada uno consiguió lo que quería: Robert podría ir al Barcelona, el Barcelona está contento de tener a Lewandowski y nosotros tenemos dinero para invertir en nuestro futuro. Todos deben sentirse cómodos y espero que nuestros aficionados le den la bienvenida».

Ciertamente, el crack polaco, no veía la hora de ser de la Ciudad Condal y para ello, se plantó de caras y hasta bordeando la delgada línea unidisciplinaria con la intención de hacer presión para su negociación. Lográndolo a mitad de julio por unos 45 millones de euros más 5 en variables. Lo que también logró fue ahuyentar el temor que había por parte de los ´blaugranas´ de enfrentarse al sumo Bayern gracias a los registros de ´Lewy´, en 6 partidos (5 de Liga y 1 de Champions), lleva 8 goles y 2 asistencias.

Pago con la misma moneda

Bayern y Barcelona vencieron en el estreno europeo y, si uno de los dos se lleva el triunfo, dará un paso importante en sus aspiraciones para hacerse con una plaza para los octavos de final.

Tras haber coincidido en la Fase de Grupos de la UCL del curso pasado, con los alemanes, los ´azulgrana´ no pudieron hacer mucho, siendo vencidos por 0-3 en el Camp Nou y por 3-0 en el Allianz Arena, una derrota que certificó la eliminación del equipo. Peor panorama fue en un único partido en Lisboa a causa de la pandemia de COVID-19, los ´bávaros´ arrasaron con un 2-8 sólo que ahora esta es la oportunidad de pagarles con la misma moneda.