Con modestia, Robert Lewandowski gestó su primer ´hat-trick´ como jugador ´culé´ ante un Viktoria Plzeň que lo intentó, pero el único descuento que pudieron producir se quedó mínimo ante tanto poderío. La noche de ensueño con la que debutó el FC Barcelona, quedará como referente del nivel que se espera en la UEFA Champions League 2022/23, tras el 5-1 en casa.

Probablemente, han sido los 90 minutos más desafiantes e interminables para los visitantes, quienes saltaron al terreno con: Stanek; Havel, Pernica, Hejda, Jemelka; Kalvach, Bucha; Sykora, Vlkanova, Mosquera; y Chory. Mientras que, por su parte, los defensores de la casa fueron: Ter Stegen; Sergi Roberto, Koundé, Christensen, Jordi Alba; Kessié, De Jong, Pedri; Dembélé, Lewandowski y Ansu Fati.

Una vez que el pitazo se escuchó en el Spotify Camp Nou, ya no hubo vuelta atrás para una afición que espera con ansias ver a los ´blaugranas´ retomar el camino del triunfo en la competición, justo lo que ha venido escribiendo Lewandowski en las páginas de historia de los catalanes.

El primero llegó de cabezazo con estampa francesa, puesto que, Kessié aprovechó un balón parado botado por Dembélé hacia Jules Koundé quien definió directo hacia Kessié y sin demorar fue directo al fondo de la red, transcurridos los primeros 13 del encuentro, estrenándose como goleador con los ´azulgrana´.

Red sin descanso

Ansu Fati y Pedri, también buscaron la oportunidad de descontar, pero estos intentos quedaron anulados por la visita. Mientras que, en una caída entre Mosquera y Christensen que había sido calificada como penalti y una roja para el ´culé´, tras consultar el VAR se evidenció que fue el colombiano quien manoteó a Christensen, por lo que tanto el penalti como la tarjeta roja fueron anulados sin dejar a un lado la amarilla anotada para Mosquera.

El segundo tanto lo hizo ver fácil, un Lewandowski que llegó justo donde quería estar, en una de recuperación en el centro del campo, penetró por dentro Sergi Roberto, pase al polaco en la frontal, se colocó el cuerpo y tiró con el interior pegado al palo izquierdo de la portería del Viktoria Plzen transcurridos los 34 minutos el partido.

El Plzeň no se dejó aminorar y en el minuto 44 empezó a buscar descontar con el primero centro desde la izquierda de Jemelka que cabeceó, totalmente solo, Sykora trató recortar distancias.

Pero Lewy no quiso dejar para nadie y en una jugada donde él y Dembelé sólo cruzaron miradas, descifraron la clara oportunidad de retumbar la malla a los 45 por tercera oportunidad y de cabezazo.

Con un primer tiempo que valía por los 90, se fueron al descanso. Para posteriormente, darse el debut en este curso de Piqué como cambio por Sergi Roberto. Quien también entraría al campo para aportar a la gesta sería Ferran Torres por Ansu Fati.

No sólo golea sino que sabe hacer historia

Y justamente el cambio le cayo bien a la plantilla que estaba en su mejor momento, ya que, un balón desde la izquierda a la frontal para Ferran Torres, la bajó con el pecho, de espaldas a la portería, se la pasó a Lewandowski para, con un pase a la red, marcar desde la frontal el 4-1. Con 67 minutos en el marcador, el polaco hizo historia siendo el primer jugador en marcar un ´hat-trick´ con 3 clubes distintos en la UCL.

No conforme, un regalito de Dembélé, con pase por alto del francés, superando dos líneas, se dio la vuelta Ferran y se sacó una volea sin dejar caer el balón para fusilar la portería del Viktoria.

Con semejante resultado, Xavi poco pudo disimular la emoción durante todo el encuentro por lo que no desaprovechó la oportunidad de elogiar a sus dirigidos por tal producción.

Por su parte, con las palabras “especial” y “corazón”, el polaco puntualizó lo que se entiende como el compromiso y la gratitud por haber llegado a las filas de Xavi Hernández después de tanto pedirlo a gritos literalmente.