El Newcastle quiere incorporar a sus filas si o si al mediocampista James Maddison. En días pasados realizaron una primera oferta por 48 millones de euros, pero fue rechazada por el Leicester City, eso no los desanimó en lo absoluto y medios ingleses aseguran que presentaron una nueva propuesta para adquirir al jugador, cuya suma asciende a los 50 millones de libras, lo que equivale a casi 60 millones de euros.

Si se completara un acuerdo por el volante de los ´foxes´, Maddison se convertiría en el fichaje récord del club, eclipsando los 40 millones de libras que pagaron al Hoffenheim por Joelinton en julio de 2019.

Eddie Howe sigue dispuesto a reforzar su plantilla a pesar de algunos contratiempos en el mercado de fichajes este verano, después de haber sido rechazado en sus intentos de fichar al centrocampista del Everton Anthony Gordon, mientras que el delantero francés Hugo Ekitike optó por un traslado al Paris Saint-Germain en lugar del Newcastle.

Por su parte el Leicester, es el único equipo de la máxima categoría que aún no ha firmado este verano, todavía necesita vender para traer refuerzos, pero el director técnico, Brendan Rodgers insistió en que no se aprovecharán de ello para desarmar el equipo. Incluso bromeó el pasado domingo luego de la victoria ante el Sevilla en el choque de preparación que con la oferta de 40 millones solo comprarían «una parte de su pierna izquierda», dijo.

Ante este panorama admitió que, «obviamente, dentro del club, hay una situación financiera que no es ideal en términos de querer hacer negocios. No significa que seremos explotados y no queremos perder a nuestros mejores jugadores y luego no poder traer a ninguno», sentenció Rodgers. Además, el entrenador considera a Maddison como pieza fundamental del club por lo que no quisiera perderlo de ninguna manera, sustentado en las 12 anotaciones y 8 pases a gol conseguidos en 33 compromisos de la temporada pasada de la Premier League.

Con músculo financiero

El Newcastle es otro equipo inglés cuyos propietarios forman parte de un fondo de inversiones suadí desde octubre del año pasado, cuentan con el dinero suficiente para fortalecer la nómina y así escalar en la tabla de posiciones en la que en el torneo anterior terminaron en el puesto 15.

Pero no sólo quieren hacerse de los servicios del mediocampista, sino también al cañonero alemán Timo Werner, para sumarse así a los ya confirmados Sven Botman, Nick Pope y Matt Targett.

El delantero habría aceptado desvincularse de su equipo actual, Chelsea, para darle un nuevo aire a su carrera que ha venido en descenso desde su salida del Leipzig y así ganarse un lugar en la lista de 23 futbolistas que representarán a Alemania en el mundial de Catar.

El artillero suma 23 goles en 89 partidos con el club inglés además de asistir en 19 ocasiones a sus compañeros. También ha sido emparentado para regresar al Leipzig y la Juventus ha manifestado su intención de moverlo a sus filas.