Un Cristiano Ronaldo que está condenado en el Manchester United, sólo desea jugar nuevamente la Champions League en vez de llenarse los bolsillos. El Al-Hilal creyó que, con dinero en mano, el luso no se resistiría, pero nada más alejado de la realidad.

La complejidad del caso Cristiano, radica en su edad, su salario y sus ansias de enrumbarse por el camino hacia la ´Orejona´ y sólo de tener ese tri-pack es que el delantero vería con buenos ojos, su fichaje. A su salida del Real Madrid, el portugués se encuentra en una encrucijada sin rumbo fijo.

En el vestuario todo parece ser una batalla campal y es que Cristiano es una especie de persona non grata. Lo único que podría haberlo salvarlo de todo ese karma, habría sido que aceptara una oferta, que lo colocaría como el mejor jugador pagado, muy por encima de Kylian Mbapé.

El monto había estado resguardado hasta que, Yasser Al-Misehal, presidente de la Federación de Arabia Saudí, dijo en «The Athletic» que el luso había desestimado una «obscena» oferta del Al-Hilal y otra del Al-Nassr. CR7 no quiso mudarse a Arabia Saudí pese a los 242 millones de euros que le puso sobre la mesa el Al-Hilal por solo dos temporadas.

El delantero de 37 años terminó quedándose, pero esa decisión si que le ha salido cara. En la pretemporada, hizo todo lo que pudo para evitar los entrenamientos, buscando ganar tiempo mientras aparecían las ofertas. En su momento, Al-Misehal inclusive decía, «nos gustaría ver a un jugador como Cristiano Ronaldo jugando en nuestra Liga», aun sabiendo que iba a ganar 2,3 millones de euros semanales.

De instinto no se vive

Desterrado y casi destinado a convivir con el banquillo una fuente anónima relató que, «a todos los jugadores les encantó cuando Cristiano Ronaldo regresó al Manchester United la temporada pasada, pero están frustrados porque se perdió la pretemporada. El entrenador se esforzó mucho en darle al equipo información detallada sobre lo que quería que hicieran, y cómo quería que jugaran. Ronaldo no está al día con eso y confía en el instinto cuando juega, pero eso no funciona en el sistema de Ten Hag», conforme a una entrevista concedida a ‘The Sun’.

Su operación ´Orejona´ puso a Jorge Mendes, a dar vueltas de institución en institución sin fruto alguno porque, por cuestiones futbolísticas o económicas prácticamente todos le cerraron las puertas.

La búsqueda no termina todavía

El cinco veces ganador del Balón de Oro considera que aún tiene nivel para competir en un equipo Champions y quiso abandonar el barco de los ‘red devils’, pero la negativa de la cúpula directiva del club, y de su entrenador, Erik Ten Hag fueron el muro contra el cual, chocó CR7.

Pero por tratarse de Cristiano, aún con el mercado europeo cerrado, su nombre no deja de darle la vuelta al mundo. Y hablando de mundo, con la fiesta mundialista 2022, cada vez más próximo, el luso no quiere ni puede permitirse no tener minutos y continuidad de juego para llegar con buen ritmo a la cita de Qatar.