El Parque de los Príncipes retumbó con un partido que lo tuvo todo, juego colectivo, juego aéreo, choques físicos, pero, sobre todo, goles. El Paris Saint-Germain venció por 2-1 a la Juventus en el primer encuentro de la UEFA Champions League con un Mbappé que se adueñó del balón y toda la cancha marcando su primer doblete de la competición.

Christophe Galtier no mirará a los suyos como favoritos en el certamen más importante de toda Europa, pero supieron domesticar a la ´Juve´ de Massimiliano Allegri. La ‘Vecchia Signora’ sin Ángel Di María, pudo descontar un tanto gracias a Weston Mckennie.

El cuadro parisino puso en movimiento el balón de un lado a otro, Verrati y Vitinha se juntaban en la mitad de cancha y se entretenían jugando en corto con Messi y Neymar. Después de una construcción desde el fondo, el brasileño recibe el pase del portugués para hacer llegar el primer gol.

El ex del Barcelona tocó en corto con Mbappé, el francés picó al espacio y con un pase de cuchara a la espalda de la defensa dejó a Kylian solo ante Perin, que poco pudo hacer ante la volea con la pierna derecha al palo izquierdo del delantero.

Con otra jugada de película, apareció el segundo 17 minutos después. Triangularon Achraf, Messi y el francés, en una jugada bastante idéntica, pero sobre la derecha. Picó al espacio un Mbappé que, tras el pase por arriba del marroquí, volvió a darle de volea para que su remate cruzado acabara en el fondo de la red.

Enchanchando la brecha

En definitiva, un primer tiempo en el que supieron aprovechar los espacios y las oportunidades que regaló la ´Juve´, situación que dio un giro de 180 grados en la segunda mitad, puesto que, los ´turineses´ reaccionaron y Allegri dio paso a Mckennie, un ex del PSG, con la intención de hacer sufrir a los parisinos.

Con muy pocos minutos en cancha, después del descanso, los ‘bianconeri ‘ jugaron en corto un saque de esquina, Donnarumma salió mal y la ley del ex se cumplió. El norteamericano saltó más que Nuno Mendes y logró el descuento para la Juventus en 53 minutos de partido quienes se esperanzaron en buscar igualar el marcador.

Pero poco pasaba con el transcurrir del tiempo, Mbappé tuvo una ocasión clarísima en sus pies para lograr un ‘hat trick’, con Neymar a la izquierda solo, pero en una jugada individual, decidió chutar al costado de la red del arco defendido por Perin. El francés vio el enojo del brasileño y se disculpó.

Los cambios por ambos lados cortaban la dinámica de juego, y los de Galtier comenzaban a saborear los tres puntos. El técnico galo dio entrada al debut de Carlos Soler a falta de seis minutos en lugar de Messi.

Los 3 puntos se quedaron en casa

Fue así, con este resultado que el PSG se coloca segundo en la tabla, por diferencia de gol, en un grupo que lidera de momento el Benfica tras vencer 2-0 en Lisboa al Maccabi Haifa.

Mbappé, quien fuera el claro protagonista del triunfo, alcanzó el día de ayer, su gol número 55 en 54 partidos en la Champions, sin embargo, en su insistencia por descontar el tercero en su cuenta personal durante un contraataque optó por tirar con muy poco ángulo -fuera- en lugar de dar el pase a un Neymar que venía solo y que no se mostró muy contento con la decisión de su compañero.

En su defensa, el ariete explicó que, «si se piensa en los fallos se termina por perjudicar al equipo. He fallado muchos goles en mi vida, y fallaré muchos más, y marcaré más», palabras ofrecidas a medios franceses donde además comunicó la emoción de arrancar con tan buen pie sin olvidar que, “es la Champions, si fuera fácil ya la habríamos ganado».