La novela sobre el futuro de Cristiano Ronaldo está lejos de terminar. El portugués no desea continuar con el Manchester United, el alto valor de su ficha es uno de los principales elementos que traban cualquier negociación, sin embargo, el Chelsea mostró nuevamente su interés por adquirir al delantero antes del cierre del mercado de traspasos.

Medios ingleses reportan que los ´blues´ quieren incorporar a CR7 por falta de efectivos en la zona de ataque, recientemente enviaron al alemán Timo Werner al RB Leipzg y a Romelu Lukaku al Inter de Milán, ambos por bajo rendimiento, necesitan con cierta premura un jugador que cubra dichas bajas.

Las conversaciones entre londinenses y representantes de los ´diablos rojos´ no parecen ir muy adelantadas, pues el Chelsea quiere que Cristiano llegue a costo cero mientras que el ManU aspira recibir cierta cantidad de dinero. Otra bisagra se ubica en la intención del United de fichar al serbio Milinkovic-Savic por lo que necesitan el fondo que llegaría con una venta potencial del capitán de la selección de Portugal.

Vestuario roto

La armonía en el interior del Manchester United parece ser inexistente. Los resultados que tienen tiempo sin acompañarlos, más los desplantes hechos por Cristiano Ronaldo para forzar su salida que le permita incorporarse a un club que tenga participación en la Champions League. Reportes indican que la negativa del nativo de Madeira de viajar a la gira asiática durante la pretemporada de los ´diablos´, para luego aparecer y jugar un duelo amistoso ante Rayo Vallecano, marchándose en el descanso tras ser sustituido, no cayó bien en el camerino.

Sobre este incidente el director técnico Erik Ten Hag dijo que, «tengo que señalar que hubo muchos jugadores que se fueron, pero solo se hizo foco en Cristiano, y eso no debería ser así. Eso es lo que dije que no estaba bien», señaló el estratega.

Una fuente le hizo saber a un diario inglés que, «muchos están hartos de cómo (Cristiano) está haciendo las cosas. Tiene sus aliados, pero, realmente, está empezando a molestar», añadió Ten Hag.

El tiempo se acaba

Por su parte el entrenador trató de restarle mérito a lo ocurrido en el estreno del ManU el pasado fin de semana en el que cayeron derrotados 2-0 ante el Brighton y el que el veterano de 37 años inició en el banco de suplente visiblemente molesto, lo que avivó aún más las llamas de la situación por la que atraviesa el goleador.

El vestuario ya le habría deslizado a la directiva que lo deje salir para descomprimir la situación. Lo cierto es que el portugués no recibió ninguna oferta y se vio rechazado por el Atlético de Madrid, Chelsea, PSG y Bayern Munich.

El 31 de agosto vence el plazo de compra y venta de jugadores por lo que el portugués cuenta con poco más de 2 semanas para marcharse a un equipo con el perfil que busca, especialmente, que pueda jugar la Champions League e intentar sumar su quinto trofeo de este tipo a su nutrido palmarés que incluye 5 Balones de Oro.