Las plegarias de Xavi Hernández fueron escuchadas porque ya Raphinha está a sus órdenes. El brasileño es uno de los dos fichajes más esperados de este mercado de verano y finalmente, se dio el milagro.

El pasado miércoles se hizo oficial que el delantero, Raphinha, ya es parte del conjunto catalán y con ánimos de que el Barça vuelva a ser el mismo de antes, se encuentra a entera disposición de Xavi. Llega con una maleta de anhelos y la mejor de sus temporadas en la Premier League tras ha conseguido marcar 11 dianas con 3 asistencias en los 36 encuentros que disputó.

Con los sueños de un niño, el brasileño aterrizó con las botas puestas para iniciar su nuevo desafío dentro del equipo que aspiró desde que era muy joven. Durante sus primeras impresiones para el sitio oficial del FC Barcelona, expresó que tanto su familia como amigos saben lo importante que es para él su más recién compromiso, «para mí jugar en el Barça es un sueño como lo es de mi familia y de mis amigos. Quien me vio jugar de niño sabe de mis sueños y esto es la realización de un sueño de niño. Ahora quiero ayudar al Barça a volver a ser el Barça».

Mentalidad para hacer historia

Por ello, Raphinha tiene claras dos cosas, sus influencias y su toque personal en el campo puesto que, «para mí es un honor enorme jugar también aquí, vi todo lo que hizo Ronaldinho en el Barça, luego vino Neymar… Ser un brasileño más que llegó al Barça es un honor y espero hacer la mitad de lo que ellos hicieron aquí».

Pero la ilusión no era sólo del ex Leeds, sino de los de la Ciudad Condal porque en reiteradas oportunidades dejaron claro que reclutarían al brasileño para el presente curso, así como ha sido el caso de Robert Lewandowski. Pese a que la situación con el polaco se encuentra atascada por 50 ´grandes´, con Raphinha fue completamente diferente por su salida del conjunto ´white´, quienes estuvieron en la cornisa del descenso logrando permanecer en la Premier League y de esa manera, sostuvieron el costo del delantero.

El que persevera, vence

Con la adversidad económica de los ´culé´, algunos clubes como el Paris Saint-Germain, Arsenal y Chelsea, vieron la puerta abierta para arrebatarles a jugador de 25 años, pero la activación de las palancas y el acuerdo con Spotify, hicieron posible hacerse con los servicios del extremo brasileño a muy buen tiempo para reforzar la banda derecha que sufrirá la salida de Ousmane Dembélé.

Xavi conoce de sobra lo que le aportará Raphinha, por lo que fue muy preciso en tal selección, mucha verticalidad, desborde, velocidad y gol, combinan con el reciente proyecto ´azulgrana´. Y es que, por 55 millones de euros, se espera ver muchos minutos de acción en el grass del futbolista quien admite, «que tiene muchas ganas de vencer, cualquier cosa que pierdo es muy difícil de aceptar (…) Soy un jugador que va a estar siempre peleando para ganar los partidos, los entrenamientos y para ser mejor que yo mismo».