La UEFA no descansa en buscar hacer cada día más prestigiosa la organización internacional de fútbol, de manera que la alternativa para generar un impacto mayor con el transcurrir del tiempo es reinventarse. Con reajustes en sus parámetros y novedades, la UEFA espera mantener al filo del fanatismo a los amantes del deporte rey europeo.

Es por ello, que la campaña pasada se disputó la primera edición de la Conference League, la tercera competición organizada por UEFA y el pasado mes de mayo se hizo oficial el nuevo formato de la Champions League, el torneo estrella en Europa, que entraría en vigencia en la campaña 2024/25.

Actualmente, la Supercopa de Europa es disputada tan solo por dos contendientes a partido único y en campo neutral, siendo el campeón de la Champions League y Europa League, pero desde lo más alto de la cúpula, desean convertir el mencionado torneo, en un ´Final Four´.

Con miras a una expansión, es que consideran que el mercado con mayor audiencia, proviene de Estados Unidos. En ese sentido, lo señalan como clave para los nuevos reajustes, en donde, además, el reciente acuerdo de derechos de transmisión en inglés firmado por la UEFA en Estados Unidos ha representado una mejora del 150 % con respecto a su contrato existente.

Es por ello que, los participantes serían el campeón de la Champions League, el de la Europa League y el de la Conference, y junto a ellos participaría el campeón de la MLS (Major League Soccer) como equipo invitado. Bajo el referido formato del ´Final Four´, se jugarían un total de cuatro partidos, que constarían de dos semifinales, la final de consolación y la gran final.

A la espera del veredicto

La información fue difundida por ‘The Guardian’ y también reseñan que tal espectáculo a pesar, de que se encuentra en plena fase de discusión, ha generado opiniones positivas que atraen mayores expectativas sobre la posible restructuración. Aunque, se deberá esperar el veredicto de la Asamblea General de la Asociación de Clubes Europeos, que se celebrará en Estambul desde el hoy jueves hasta el viernes, a la que ha sido invitado el CEO de Fórmula 1, Stefano Domenicali, para explicar cómo su deporte está tratando de atraer nuevos aficionados y ampliar su interés.

En la actualidad, la competición se caracteriza por dar la bienvenida a la temporada como un evento veraniego. Pero se plantea la idea de que se programen los partidos para fin de semana que incluiría el desarrollo de espectáculos similares como en el Super Bowl.

Opciones sobre la mesa

Otra de las propuestas, sería la posibilidad de que la Supercopa de Europa tal cual la conocemos, pasen a disputarla el campeón de la Europa League y el de la Conference League. Además, se añadiría una nueva competición que jugarían los dos finalistas de la Champions League más dos equipos invitados. Esta idea fue la que se planteó en el último Congreso de la UEFA, aunque, de momento, nada es definitivo.

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, ha descartado jugar partidos fuera de Europa, pero la idea de un nuevo torneo inaugural para reemplazar la Supercopa a partir de 2024 está cobrando fuerza como un medio para generar más ingresos, no solo para los clubes sino para el fútbol europeo en general, al atraer una nueva audiencia.